Orangutanes en la niebla

El parque Nacional de Tanung Puting, al sur de Kalimatan, es uno de los pocos lugares en el mundo donde todavía es posible encontrar orangutanes en libertad, se trata de una zona de densa jungla a la que solo es posible acceder adentrandote en el río en una barca.

_MG_8275Paisajes

Impresionantes vistas a la jungla

_MG_8610Paisajes

Ya desde Banjarmasin habíamos dejado negociado el precio, así que mr Majid nos fue a recoger al aeropuerto, y tras una noche de descanso en el puerto partimos al día siguiente a bordo del Satria 2.

_MG_8284Paisajes

Ignorando a los cocodrilos

El barco que alquilamos se llama Klotok, una embarcación de madera con un pequeño motor y toda una tripulación para nosotros; cocinero, guía, asistente, y capitan.Habríamos preferido algo más sencillo pagando un poco menos,pero pero una vez en marcha, no nos arrepentimos de la elección. A nadie le amarga un dulce.

_MG_8290Paisajes

_MG_8313Paisajes

Ya solo por el hecho de navegar por la selva merece la pena el viaje, con una mesa que la cocinera siempre tenía llena de comida deliciosa, la cama en la cubierta, cubiertos por la mosquitera con todo el sonido de la jungla para ayudarnos a dormir mirando las estrellas.

Inolvidable.

_MG_8416Paisajes

El Parque Nacional consta de 300.000 km cuadrados de selva, y fue declarado parque natural en el año 1982, unos años antes fue cuando llegó una mujer, que cambió la vida de los orangutanes y los situó en el panorama internacional, la doctota Birute Galdikas, su historia es de película.

_MG_9022Paisajes

_MG_9039Paisajes

Esta canadiense después de estudiar antropología , y apoyada por el paleontólogo Lous Leakey, el mismo que inspiró a Dian Fossey con el estudio los gorilas en el Congo y a Jane Goodal en el estudio de los chimpancés en Tanzania, viaja a Kalimatan con solo 25 años, acompañada de se marido el fotógrafo Rob Brindamour. Con una pequeña barca y provisiones se adentran en la jungla y se instalan en un pequeño campamento para estudiar a los orangutanes.

Si este lugar es realmente salvaje y hostil en el 2011, no me quiero ni imaginar en 1971.

IMG_0510

La Dra Galdikas, portada del National Geographic en el año 75

_MG_9171Paisajes

Allí es donde crean el Camp Leaky ,el centro de rehabilitación de orangutanes.

Hace años, que se puso de moda tener un bebe orangután de mascota, , lo cual no solo provocó la muerte de muchos de ellos al ser cazados, sino que cuando se hacían mayores eran abandonados, e incapaces de adaptarse a una vida en la jungla.

De esta manera en el Camp Leaky encontraban un nuevo hogar y paulatinamente eran reintroducidos a su hábitat natural. El problema es que este hábitat se está viendo reducido muy rápidamente.

Los cultivos de aceite de palma, del cual Indonesia es un gran exportador, la minería y la agricultura, están destruyendo la selva. Esto hace que a los orangutanes cada vez les sea más difícil encontrar comida, por eso se han creado los puestos de alimentación, lugares de encuentro, donde diariamente se les deja bananas y demás frutas, algunos orangutanes, que han crecido sin contacto humano ,nunca acuden, otros los que se han criado en el Camp Leaky, aparecen más a menudo, y algunos lo hacen solo si no encuentran suficiente alimento en la selva.

Así que acudir a estos puntos es una oportunidad única para poder ver a los orangutanes, a la vez que un reclamo turístico para el parque, aunque nos quedamos alucinados al estar prácticamente solos  durante los tres días que duro nuestro viaje, solo el ultimo día nos encontramos con otros klotoks.

El primer día después de llegar al punto de alimentación y ser devorados por los mosquitos, durante más de una hora, hizo aparición Roger, un macho bastante tímido, que cogió todos los platanos rápidamente y subió a lo alto de un árbol a comerlos tranquilamente. Son completamente vegetarianos, así que para mantener sus 120 kg de peso imaginad la cantidad de fruta que necesitan.

_MG_8324Paisajes

Primer encuentro con Roger

_MG_8330Paisajes

Aunque el encuentro fue breve la emoción de verle aparecer lentamente de entre la maleza fue increíble.

Ya al atardecer de nuevo en el barco, empezamos a ver monos narigudos, que saltaban de árbol en árbol, son muy curiosos , la verdad que parecen mucho a un hombre feo, con su barriga cervecera y su enorme nariz.

_MG_8397Paisajes

_MG_8367Paisajes

_MG_8421Paisajes

_MG_8456Paisajes

El día siguiente nos dirigimos al Camp Leaky, la doctora Galdikas se encontraba fuera en ese momento en indonesia, pero pudimos estar con un ranger que también había viajado en nuestro barco, así mientras visitábamos el el centro de visitantes una sala bastante sencilla, sin luz y con fotos muy viejas,pero muy interesante, conocimos a Sisie, una orangutana adulta que suele pasar el rato por el campamento.

_MG_8518Paisajes

_MG_8536Paisajes

_MG_8558Paisajes

Fue una gozada estar sentados junto a ella, mirarla a la cara y sentir como cambiaba el gesto, son muy expresivos. Nos miraba con cara como diciendo, dame algo de fruta que tengo hambre y así pasamos la mañana jugando con ella.Por la tarde fuimos al campo de alimentación con la esperanza de conocer a Princess, una de las orangutanes mas famosas e inteligentes. Se crió con el marido de la doctora que durante varios años la llevo colgada al cuello, así que esta muy habituada al contacto con los humanos, además es muy inteligente, suele usar una barca para cruzar el río remando en busca de comida y ha llegado a abrir la puerta de los guardas con la llave.

IMG_0506

Pricess,retratada remando para una revista

_MG_8538Paisajes

No tuvimos suerte con ella y solo la vimos en lo alto de un árbol con sus niños, pero en cambio pudimos ver al macho dominante, imponente, con una cabeza enorme con forma de plato, después de comer nos acompañó de nuevo al campamento donde le dieron el postre.

_MG_8563Paisajes

_MG_8589Paisajes

¿quien imita a quien?

Ya de vuelta, Suise nos esperaba en el embarcadero para despedirse, el momento más intenso fue cuando me agarró y no me dejaba ir, al principio creí q me había cogido cariño y se negaba a dejarme marchar, incluso nuestro guía la puso un plátano de cebo para que me abandonase, pero me arrastro hacia el plátano y se lo comió. Al final nos dimos cuenta que pensó que llevaba fruta en la mochila, como nuestro guía, así que en cuanto me la quite me soltó. Eso sí, pude sentir su fuerza alucinante, una hembra es cuatro veces más fuerte que un hombre, un macho siete.

_MG_8760Paisajes

Cuando el barco zarpaba nos miraba desde el muelle con cara de pena, como si fuese una película.

_MG_8630Paisajes

Sisue, despidiendonos desde el muelle, snif

Pasamos nuestra última noche jugando a las cartas y aprendiendo indonesio con los guías, y durmiendo como lirones en el medio de la jungla.

_MG_8786Paisajes

_MG_8635Paisajes

_MG_8658Paisajes

El último día pudimos comprobar que la prohibición de bañarse en el río no estaba infundada, esta infestado de cocodrilos.

_MG_9136Paisajes

_MG_8798Paisajes

El último punto de alimento, resulto ser el mejor, acudieron varias madres con sus niños, conocimos a Leo, un pequeñín de 4 años que iba acompañado por la madre Linda y su hermano pequeño. Los nenes no se separan de la madre durante los primeros 7 años de vida, hasta que aprenden a desenvolverse en la selva y ver donde están los mejores lugares para buscar comida.

_MG_9113Paisajes

_MG_9092Paisajes

_MG_9097Paisajes

El pequeño Leo

_MG_8670Paisajes

Corred, que viene el peluche gigante!

_MG_8713Paisajes

_MG_8721Paisajes

Unos estiramientos, mientras espero el postre.

Estuvimos muy cerca de ellos, viendo como cuando acabaron la comida, escarbaban en las raíces de los arboles, buscando huevos de termita para beber su miel.

_MG_9073Paisajes

_MG_9056Paisajes

_MG_8870Paisajes

y uno y dos...

_MG_8879Paisajes

Nos pasamos allí casi 3 horas nos daba mucha pena dejar la compañía de unos seres tan alucinantes, nos habríamos quedado con ellos.

_MG_9018Paisajes

_MG_9036Paisajes

_MG_8917Paisajes

Mirada penetrante

Es muy triste pero a pesar de el trabajo que se hace en lugares como este parque, el orangután tiene un futuro bastante difícil, sobre todo debido a la perdida de hábitat, esperemos que el mundo recupere la cordura, y no permita que en futuro solamente se pueda admirar un orangután encerrado en un zoológico.

_MG_8976Paisajes

_MG_9005Paisajes

_MG_9195Paisajes

_MG_9193Paisajes

_MG_8835Paisajes

_MG_8810Paisajes

Esperamos poder a visitarlos dentro de unos años y encontrarlos igual de felices.

_MG_8850Paisajes

Hasta la vista!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Indonesia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Orangutanes en la niebla

  1. Chus dijo:

    Preciosos los monos,Dios k endiviaaaaa!!!

  2. Rafa Rodriguez Murcia dijo:

    cervecero y narigudo…..ejem ejem…ajajaj

  3. Cristna dijo:

    Hola: soy Cristina de Pamplona. Voy a Indonesia en junio-julio y me gustaría ir tb a Borneo; me ha encantado tu página. Te importaría decirme con quien hicísteis lo del Klotoc? Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s