Un Pequeño Contratiempo

IMG_8177Paisajes

Nos dirigíamos hacia Picton, para coger el ferry a la Isla Norte, cuando de repente se encendieron todas las luces de emergencia de la furgo, aceite, batería, radiador, etc.
nooo! no puede ser! Paramos y revisamos todos los niveles, pero todo parecía estar correcto, eran las 6 de la tarde , todo estaba cerrado y nos encontrábamos en mitad de ninguna parte, así que decidimos hacer caso omiso de las lucecitas y continuar, hasta encontrar un sitio decente para dormir.

IMG_7440Paisajes

Pero a los pocos kilómetros la furgo se paró en seco haciendo un ruido extraño.El primer pensamiento fue, petada de motor  ¿tal vez se quedó sin aceite? pero el nivel estaba bien, intenté arrancar pero nada. Lo peor es que nos habíamos quedado parados en la cuneta en una curva bastante peligrosa y  ademas no teníamos teléfono.

 

Así que a parar al primer coche que pasase.Nos paró un Kiwi, la gente aquí es muy maja, son gente de campo, con una extraña tendencia a combinar botas de goma con bermudas, pero buena gente.

A este hombre tras contarle que teníamos un problema y que necesitábamos llamar asistencia, cuando creíamos que nos había entendido, sacó un gps y nos empezó a contar que estaba entrenando a sus perros y que estaba siguiendolos con el gps, o sea que no se había enterado de nada.Volvimos a intentarlo después que nos contase como entrenaba a los perros, y al final nos dijo que cuando llegase a casa llamaría a la grúa para que fuera a buscarnos.

Y allí nos quedamos confiando en que cumpliese su palabra.

Como tardaba mucho en llegar volvimos a intentar arrancar el coche dejandolo caer por la carretera, el problema es que nos pillaba la cuesta en dirección contraria, así que intente arrancarlo marcha atrás, y sorpresa! arranco!! pero se volvió a parar a los pocos segundos.

En esos momentos lo veíamos todo negro ¿y sí me he cargado el coche por no hacer caso a las lucecitas y no me cubre el seguro?

¿Llegaría alguien ayudarnos, porque por ahí ya no pasaba ni dios?

Al final apareció un hombre muy amable, que rápidamente localizo el problema. El alternador no funcionaba y no había batería.

Nos dejo una batería y nos acompañó a un sitio para pasar la noche.

Al día siguiente ya pudimos hablar con la compañía por teléfono.

Gracias a Edurne y su destreza entendiendo el ingles de Nueva Zelanda, que os aseguro que no es fácil de entender.

Ahora teníamos que ir a un establecimiento autorizado a reparar el vehículo, con lo que perderíamos el Ferry.

Como la furgo había sido de todo menos barata, y teníamos contratado el seguro a todo riesgo decidimos llamar otra vez poniéndonos  esta vez más duros, ya que no hay derecho a que te alquilen una furgo con 400.000 km y que tengas que perder tu tiempo y dinero por su culpa.

Tras muchas llamadas, y exigencias parece que la cosa no salió mal , nos pagarían todos los gastos hasta que la furgo estuviese arreglada y nos descontarían los días que estuviésemos parados.

El resultado, una noche en un hotel de lujo que nos vino que ni pintado, furgoneta nueva un poco mas grande y mas nueva , la vieja no se pudo reparar, y prolongábamos 2 días más de alquiler gratis.

IMG_2121

IMG_2122

IMG_2128

Nos salvó el viajar sobrados de tiempo, pero al final olvidado el cabreo inicial la operación nos vino hasta bien .

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nueva Zelanda. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s